En los últimos años se han realizado muchos proyectos de inversión en materia de energía solar, gracias a la reforma energética. La mayoría de los proyectos que se han llevado a cabo se localizan en el noroeste de la República Mexicana, esto se le puede atribuir al hecho de que en esta área se percibe el mayor nivel de irradiación solar en la república, lo que proporciona una mejor recolección energética solar, que puede llegar a niveles mayores a 2000 kWh/kWp por año, de acuerdo con el Atlas Global Solar del Banco Mundial (2019). De cualquier modo, la inversión que se le ha proporcionado a la energía solar en el país es mucho menor a la que se le proporciona en países que cuentan con niveles de radiación solar menores a los de México.

 

            La inversión solar, como ya se ha mencionado, se manifiesta con mayor potencia al noroeste del país, pero esto no significa que en las partes del sur o del centro de la república no se pueda dar una inversión exitosa, todo lo contrario, pues la cifras demuestran que aun dónde la irradiación solar es más débil en México, esta es lo suficientemente potente como para competir con los países europeos. La energía solar en todo el territorio mexicano se presenta como una inversión prometedora, dado que los niveles más bajos registrados por el Atlas Global Solar del Banco Mundial (2019) se encuentran alrededor de los 1100 kWh/kWp por año, niveles que son presentados en países europeos con mayor capacidad instalada solar que la de nuestro país, por ejemplo, Alemania y prácticamente la mayoría de los países del continente europeo. De esta manera, todo el territorio mexicano se presta para la inversión en energía solar.